Se deteriora la relación insumo producto para la agricultura

Nacionales 25/09/2021 Por Alejandro Alanda
Los insumos que más se encarecieron fueron fosfato monoamónico con 54,5%, glifosato un 45,1% y la urea un 23,8%.
MAIZ

Pesar a que los precios de la soja, el maíz y el trigo en septiembre de 2021 crecieron respecto a igual período del año anterior, los mayores costos de los principales insumos provocaron una disminución en el poder de compra de los productores.

De esta manera, la relación insumo-producto empeoró en el último año para los principales granos que produce Argentina, siendo el trigo el más afectado.

A la hora de  comparar el período de septiembre de 2020 contra igual período de  2021, los precios de los granos en el mercado aumentaron.

De esta manera, el valor de la soja subió USD 68 por tonelada, el del maíz USD 34 por tonelada y el trigo ganó USD 32 por tonelada. Esto implicó un crecimientos interanuales de 25%, 21% y 16% respectivamente, consiugnó el Departamento de Información de la Bolsa de Cereales de Córdoba.

Respecto a los insumos agrícolas, se observan fuertes incrementos en dólares en el periodo analizado. en el caso del superfosfato triple, es el que  que más creció con un 88% interanual, le siguieron el fosfato monoamónico con un 87%, el fosfato diamonico con 84%, el glifosato con 76% y finalmente la urea con un crecimiento del 50%.

Se debe tener presente que tanto los fosfatos como la urea son insumos esenciales para la sostenibilidad de la producción.

Con respecto a la relación insumo – producto de los cultivos se puede observar para el caso del trigo que
esa relación empeoró en un promedio del 24%, debido a que su precio no se incrementó en la misma medida que los demás cultivos, y los insumos se encarecieron en dólares.

El ejemplo más claro de esto es el fosfato diamonico, ya que en septiembre de 2021 se requirió 58% más de trigo para comprar la misma cantidad que un año atrás.

Lo mismo ocurre con el glifosato y la urea que, en relación a septiembre de 2020, se encarecieron en un 51% y 29%,respectivamente.

Los únicos insumos que bajaron de precio fueron la semilla y la atrazina.
Por otro lado, la semilla fue el único insumo que se abarató con una mejora de la relación del 14%. Si bien se  observó que ciertos insumos mejoraron su relación respecto al precio del cereal, cabe destacar que tanto la urea como el fosfato son los dos componentes más importantes dentro de los gastos para el cultivo.

Por su parte, el maíz presentó una caída en el poder de compra promedio del 7,6%. Los insumos que más se
abarataron respecto al valor del cereal fueron la semilla en un 19,5% y la atrazina en un 11,1%.

Por su parte, los insumos que más se encarecieron fueron fosfato monoamónico con 54,5%, glifosato un 45,1% y la urea un 23,8%.

Para la soja se observa que el costo relativo de fosfato y glifosato se encarecieron en un 49,9% y 40,4%. Por el
contrario, los insumos que más se abarataron fueron semilla y gasoil en un 20,1%y 0,4% respectivamente.

Por otro lado, respecto al precio del glifosato en dólares en los últimos meses, se ha observado que después de haber reflejado una escalada en su precio desde de junio de 2021, con los últimos datos ha logrado
estabilizarse en USD 580 cada 100 litros.

Asimismo, cabe destacar que en el análisis interanual, ha sido uno de los insumos que más incrementó su precio, pasando de USD 330 en septiembre de 2020 a USD 580 en septiembre de 2021, representando esto un crecimiento de 76%

Fuente: Noticias AgroPecuarias

Más de Radio San Vicente