UCR se prepara para liderar la oposición en Santa Fe

Provinciales 15/11/2021 Por Julieta Balleis
La UCR se quedó con las dos bancas de senadores por la mayoría y Juntos por el Cambio ingresará cinco de los nueve diputados que renueva la provincia de Santa Fe. Los radicales, ¿volvieron para quedarse?
bunker-frente-todos-lewandowski-y-mirabellajpg

Los radicales encabezaron la ola amarilla en la provincia de Santa Fe. Con Carolina Losada al frente de la lista de senadores nacionales y Mario Barletta como primer candidato a diputado, Juntos por el Cambio ganó las elecciones legislativas y dejó en segundo lugar al Frente de Todos. La diferencia fue amplia, aunque más acotada respecto de las primarias del 12 de septiembre: 40,3% contra 32,1%. Ocho puntos de distancia contra los 10 puntos registrados dos meses atrás.
 
Tanto en la categoría de senadores como en diputados, Juntos por el Cambio venció en 16 de los 19 departamentos de la provincia y el PJ apenas pudo hacer pie en Rosario, Garay y San Lorenzo.

 El triunfo de Juntos por el Cambio en territorio santafesino revitaliza a la UCR, que ahora está en condiciones de liderar la colación después de seis años de hegemonía del PRO. La derrota de Mauricio Macri en las presidenciales de 2019 marcó el inicio de un nuevo tiempo político. El PRO supo consolidar su liderazgo en distritos como la ciudad y la provincia de Buenos Aires, pero cedió posiciones en otras provincias centrales como Santa Fe y Córdoba.

 La elección de este domingo marca un hecho histórico: por primera vez desde la reforma constitucional de 1994, el peronismo santafesino perdió la mayoría en el Senado de la Nación. Dos dirigentes de la UCR –la outsider Carolina Losada y el actual intendente de Avellaneda Dionisio Scarpín– ocuparán las bancas de la mayoría a partir de diciembre y hasta 2027; por la primera minoría ingresará el peronista Marcelo Lewandowski. La senadora María de los Ángeles Sacnun, una de las espadas de Cristina Kirchner, se queda afuera del Congreso.

La victoria de Juntos por el Cambio en Santa Fe se inscribe en la ola amarilla que pintó casi todo el mapa de la Argentina. Juntos por el Cambio se impuso en todas las provincias centrales: Buenos Aires, CABA, Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Corrientes y La Pampa. También ganó en el sur del país –Santa Cruz y Chubut– y además en Jujuy y Misiones. En contraste, el Frente de Todos apenas puedo imponerse en algunos distritos del norte –Tucumán, Santiago del Estero, Chaco y Formosa– y en las provincias de Cuyo.

 El gobierno de Alberto Fernández cifró sus expectativas en tres puntos: la mejoría de la situación sanitaria tras 20 meses de pandemia, un (todavía embrionario) repunte de la economía, que todavía no se traduce en el bolsillo de las mayorías, y la certeza de que en estas elecciones iba a participar una mayor porción del electorado respecto de las primarias. Los dos primeros puntos no alcanzaron para revertir los resultados de septiembre y el tercer punto, a simple vista, fue capitalizado con mayor fuerza por la oposición.

Desde el lunes 15, inicia una nueva etapa en el país. Obligado por las circunstancias, el presidente Fernández anunció la misma noche de las elecciones que enviará al Congreso un proyecto de ley con un programa económico y convocó a la oposición a un amplio acuerdo nacional. Aunque no se encuentra en la misma situación, ya que su gestión no fue plebiscitada, también el gobernador Omar Perotti deberá dar algunas señales sobre cómo imagina la nueva convivencia política para la segunda mitad de su mandato. La campaña ya terminó.

Sin cheque en blanco
La buena elección de Carolina Losada no es una sorpresa. Después de más de un año y medio de pandemia, restricciones y caída de todos los indicadores económicos, los oficialismos pagaron el costo político de las medidas sanitarias y la provincia de Santa Fe no fue la excepción. El Frente de Todos también cayó en otros distritos clave donde es gobierno, como la provincia de Buenos Aires, donde sin embargo logró recortar la abultada distancia de las Paso.

 Sin embargo, es un error suponer que el resultado de este domingo implica un cheque en blanco para Juntos por el Cambio. El recuerdo de la desastrosa gestión de Mauricio Macri aún está muy fresco en la memoria colectiva. Sin ir más lejos, en las primarias del 12 de septiembre, los precandidatos alineados con el ex presidente Macri, Federico Angelini y José Corral, terminaron en tercer y cuarto lugar respectivamente dentro de la interna de Juntos.

Los resultados de septiembre marcaron la aparición –o reaparición– de nuevos referentes en la coalición macrista. Entre ellos, Mario Barletta –hoy electo diputado nacional–, Maximiliano Pullaro –quien en su primera elección dentro de Juntos por el Cambio quedó en segundo lugar, a muy poca distancia de Losada– y Dionisio Scarpín, el intendente de Avellaneda que cobró notoriedad por sus posiciones a favor de Vicentin y que fue electo como senador nacional junto a la periodista oriunda de Rosario.

 Más que un cheque en blanco hacia la coalición opositora, los resultados de las elecciones intermedias en Santa Fe posicionan a los nuevos referentes de la oposición –con predominio casi exclusivo de la UCR– y a la vez significan una dura derrota para el gobierno provincial, que jugó a fondo en estos comicios con la candidatura del gobernador Omar Perotti como primer suplente en la boleta de senadores nacionales.

No hubo remontada del peronismo, pese a la intensa campaña y a una incipiente mejoría en los indicadores de la macroeconomía. Como en todas las elecciones de medio turno, el electorado decide con mayor libertad sobre la relación de fuerzas en el Congreso. Eso impacta de lleno en el gobierno nacional –que ahora no tiene quórum en el Senado y es segunda fuerza en la Cámara de Diputados–, mucho más que en los oficialismos provinciales. De todos modos, los resultados necesariamente deberán traducirse en cambios concretos en el corto plazo. El pueblo habló y es deber de los gobernantes saber decodificar ese mensaje.

De Rosario a Buenos Aires y de ahí al Congreso
El de Carolina Losada es un caso más que curioso, del cual no hay antecedentes cercanos. Ganó la elección en la categoría de senadores por la provincia de Santa Fe, pero no pudo votarse a sí misma porque tiene domicilio en Buenos Aires.

La periodista oriunda de Rosario, que este año hizo su debut electoral y ganó las internas de Juntos por el Cambio, vive en Buenos Aires desde hace dos décadas. Este año se postuló como senadora nacional por Santa Fe, pero no figura en el padrón de la provincia y por ese motivo no pudo votar por su propia lista.

 En diciembre Losada y Sacarpín ingresarán al Senado y se sumarán al poderoso bloque opositor. Cinco diputados nacionales del espacio se integrarán al bloque de Juntos por el Cambio en la Cámara baja: Mario Barletta, Victoria Tejeda, Luciano Laspina, Germana Figueroa Casas y Gabriel Chumnpitaz. Cubrirán los lugares que dejan Albor Cantard, Luciano Laspina, Gonzalo Del Cerro, Lucila Lehmann y Gisela Scaglia, electos cuatro años atrás.

Este domingo Santa Fe renovó, además de sus tres bancas en el Senado, nueve escaños de diputados nacionales. El reparto fue idéntico al de 2017: Juntos por el Cambio conservó las cinco bancas que ponía en juego, el Frente de Todos retuvo sus tres bancas (Roberto Mirabella, Magalí Mastaler y Eduardo Toniolli reemplazarán a Patricia Mounier, Josefina González y Esteban Bogdanich) y el Frente Progresista logró ingresar a Mónica Fein en el lugar que deja Luis Contigiani.

 Más allá de que la oposición no logró desnivelar su representación en la Cámara de Diputados, el sonoro triunfo logrado en la categoría de senadores parece dar inicio a una nueva etapa política. En los próximos dos años se podrá observar si se trata de un fenómeno pasajero o si los radicales, que ahora lideran el conglomerado opositor, volvieron para quedarse.

Más de Radio San Vicente