«Teníamos mucha preocupación de parte de todo el sector productivo»

Regionales 03/12/2021 Por Julieta Balleis
La presidente de la Sociedad Rural de nuestra ciudad, celebró la decisión del Concejo Municipal y destacó que «ésto marca un inicio y de acá en más, con mucha responsabilidad».
Norma-Bessone-1-400x240

En una sala completamente llena (ver página 6), el Concejo Municipal de Rafaela decidió ayer el límite agronómico para nuestra ciudad, que tenía muy preocupado a todo el sector productivo, ya que la ordenanza que pretendía establecer Brenda Vimo iba a generar enormes complicaciones económicas, entre otros puntos a analizar.
Norma Bessone, presidente de la Sociedad Rural de Rafaela, fue enfática en todos estos meses, previos a esta sesión extraordinaria, marcando su punto de vista y el de todos los productores, representados por la entidad.  
Ayer, al término de la misma, sostuvo que «debemos reconocer el debate que se ha dado. Un tema sumamente sensible, nos lo debíamos como ciudad desde hacía muchísimo tiempo», dijo ante los medios presentes, en primera instancia. Además, añadió que
«teníamos una preocupación enorme de parte de todo el sector productivo. Hoy marca un comienzo, no es que terminamos, sino que creo que esto empieza y es justamente la posibilidad de armar esta propuesta superadora de la cual tanto hablamos. Esto marca un inicio y de acá en más, con mucha responsabilidad, tenemos que comenzar a pensar en esa Rafaela, mirando hacia el futuro, que por otra parte es la Rafaela que todos soñamos y pensamos», remarcó Bessone.  
En otro tramo de la entrevista, la dirigente añadió que «la agroecología no está aún estudiada y corroborado, en cuánto puede ser positivo en su instrumentación. Está todo en estudio, no es para la producción, no está probada en grandes extensiones, pero quedó muy claro hoy en el Concejo -por ayer- que está bueno experimentar y ver cómo se puede ir incorporando», dijo al respecto.
Por último, deslizó que «por otra parte, de acuerdo a la tecnología y a los productos, cada vez hay menos utilización, incluso y lo implica, donde las máquinas pulverizadoras van directamente a la malaza que se interesa eliminar. Hay muchos avances al respecto y hay muchas necesidades. Fitosanitarios es una parte de esa mirada integral que necesitamos dar a Rafaela como ciudad. Esto marca el comienzo de una nueva etapa, donde todos debemos estar involucrados», culminó Bessone.     

Orgullosa contemplación 
«Productores Unidos de Rafaela» agradece a todos quienes brindaron su dedicación y esfuerzo para ayudarnos a demostrar por qué el periurbano de Rafaela mantiene su férreo empeño por seguir puliendo a la a veces olvidada Perla del Oeste santafesino. Seguros estamos de que a partir de este debate de ideas y conceptos, sin duda ganó la Democracia y su esencia: la participación activa de los habitantes de esta pampa que nunca dejará de ser gringa.
Gracias a ustedes. Ante todo a la Naturaleza con la que nos entendemos sin necesidad de habla y sabe de nuestro compromiso con ella. A la Ciudad con la que aprendimos a dialogar y humildemente demostrarles, una vez más y todas las que sean necesarias, que
somos buenos vecinos y habitantes de uno y otro lado de inexistentes límites. A quienes aún sin comprendernos o con otras firmes convicciones, pero con respeto, no acompañan nuestro pensar y buen demostrar, especialmente a ellos Gracias por permitirnos abrir un diálogo franco con seguras futuras etapas de entendimiento.
A nuestras instituciones representativas como Sociedad Rural de Rafaela y su equipo de trabajo. A la Ciencia y la Técnica honrada con los máximos especialistas en la materia como INTA, SENASA, las escuelas agronómicas y las universidades del sector. A la Dirección de Medioambiente de la Municipalidad, ingenieros agrónomos, proveedores de maquinarias e insumos y todos los intervinientes en el cuidadoso proceso de aplicación de fitosanitarios con el que desde hace 17 años trabajamos como un todo, respetando rigurosamente los principios de las Buenas Prácticas Agrícolas.
A las empresas y miles de los 180.000 habitantes de la región, sus abrazos, mensajes y empuje para que nos atrevamos a hacer algo para que algo cambie. A los medios de comunicación, su objetividad, atenta escucha y reflexión. A parte de la política que emitió opinión y actuó en consecuencia de manera clara, informándose y aprendiendo a la par de todos en tiempo y forma. A los más de 4.000 productores de las 46 comunidades del Departamento Castellanos, que con expectativa siguieron de cerca la decisión tomada
en Rafaela, y de probable replique en sus campos y pueblos. A cada una de nuestras familias, empleados, proveedores y trabajos a los que hemos restado mucho de nuestro tiempo para ganar, o al menos mantener mucho de la vida de todos.
Y a quienes mintieron. A quienes demostraron un desprecio hacia la producción, su gente, lo hecho y lo por hacer. A quienes no quisieron aprender y dijeron saber hacerlo. Y también y especialmente, a quienes con responsabilidad política, pudiendo actuar, no hablaron y optaron por callar para siempre… A todos esos actores también les decimos gracias, porque sin ellos tal vez nunca nos hubiésemos reconocido como fuertes; con merecimientos que debían ser dados a conocer; con trabajo, dedicación, ciencia, amaneceres y esfuerzo que debían compartirse con el resto para que nos conozcan, nos reconozcan y nos acompañen en esta difícil tarea que es producir.
A todos y a quienes nos sucedan tomando este humilde intento de servicio cívico y rural. 

Más de Radio San Vicente