Finalizó la campaña triguera con récord en nuestra región

Regionales 16/12/2021 Por Julieta Balleis
Fue la mejor performance del cereal de invierno en la última década, según computó el Servicio de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Comercio de Santa Fe. Luego de un arranque de cosecha aceptable, comenzaron a entrar los rindes que marcaron la diferencia en la región.
multimedia.normal.bf4b7fe104c4c775.6e6f726d616c2e6a7067

El trigo registró la mejor campaña de la última década, de acuerdo al informe semanal de la Bolsa de Comercio de Santa Fe (BCSF), a través del Sistema de Estimaciones Agrícolas. Según dicho relevamiento, la campaña cierra con números récords que indican que la superficie sembrada fue de 376.000 ha, la superficie cosechada de 375.900 ha, y los rendimientos, un lujo: 36,75 qq/ha de promedio, que totalizan una impresionante producción de 1.381.430 tn en la región centro norte de la provincia.
“Una buena disponibilidad de agua útil en la cama de siembra, en el período de implantación, fue una de las claves para los resultados alcanzados”, dijeron desde la BCSF. Además, “se registraron temperaturas adecuadas que permitieron el desarrollo de buen número de macollos, espigas y granos”, que permitieron alcanzar un rendimiento que supera en 19,2 qq/ha al de la campaña precedente. Prácticamente una doble cosecha en un mismo período y una indudable reparación para el productor que en la campaña pasada había mordido el polvo con los números finales.
Según explican los técnicos de la BCSF, “los rendimientos promedios reflejaron el impacto de las lluvias heterogéneas, irregulares, variables, que se produjeron en alguna etapa del ciclo del cereal”, pero beneficiando oportunamente el llenado de espigas.
Lo que en principio prometía (hace 15 días) una trilla de normal a buena en nuestra región, en las últimas semanas mejoró notablemente en los rendimientos de los lotes sembrados unos días más tarde. Así, la zona registró picos de 52 a 60 qq/ha, algo inusual para la provincia de Santa Fe que no pertenece al núcleo triguero del país (Buenos Aires).

LLUVIAS Y TORMENTAS
El otro relevamiento ofrecido por la BCSF tiene que ver con la soja de primera implantación, que está avanzando bien, luego de la última lluvia del domingo. Claro está, sacando aquellas regiones que sufrieron tormentas severas donde se perdió este cultivo por completo a manos de las pedradas y los vientos huracanados.
“Fue una semana con condiciones climáticas estables, días soleados, escasa a nula nubosidad, buen tiempo hasta inicios o mediados del viernes 10 –dice el informe-. A posteriori, aumentó la nubosidad con inestabilidad, precipitaciones de variadas intensidades y distribución geográfica heterogénea que alternaron con períodos soleados, situación que se mantuvo hasta mediados del domingo 12. Luego, ingresó un frente de tormenta de dirección suroeste - noreste, con importantes ráfagas de viento, acompañadas de lluvias, caída de granizo y descargas eléctricas”.
El área donde se produjo el mayor impacto correspondió a los distritos San Jorge del departamento San Martín y a Josefina, Santa Clara de Saguier, Colonia Cello, Saguier y Villa San José de nuestro departamento, “con destrucción de infraestructuras edilicias, en el sector urbano y rural, en el tendido de la red de energía eléctrica, caída de árboles y distintos grados de destrucción total a parcial de lotes con cultivos de maíz temprano, soja temprana, como así también daños en la vegetación en general”. Sumado a ello, las lluvias oscilaron desde 70 a 130 mm en estos distritos.
Según reporta el SEA, “fue el primer evento meteorológico grave que se manifestó durante la campaña agrícola 2021/2022, en el área de estudio; en tanto en el resto del territorio, los montos pluviométricos acumulados en las jornadas de inestabilidad, fluctuaron de 9 a 40 mm, las ráfagas de viento fueron menos intensas y sin caída de granizo”.
Dichos escenarios, “generaron ambientes que alteraron el intenso ritmo de actividades, pero en la alternancia de buen – mal tiempo, se llegó a la finalización de los procesos de la cosecha de trigo y la siembra de soja temprana”, definió la BCSF.
A su vez, según condiciones de suelos y cama de siembra, continúan la implantación de sorgo granífero, soja tardía y maíz tardío.
En Rafaela la última lluvia de 35 mm significó un alivio para lotes de maíz y soja y salvo las incidencias de la tormenta acaecida el domingo pasado, el resto de los lotes de la región se ven de “muy buenos a excelentes”.

Más de Radio San Vicente