Por ahora, las empresas no podrán exigir pase sanitario a los trabajadores

Nacionales 14/01/2022 Por Julieta Balleis
Así lo aclaró el abogado Andrés Brarda en diálogo con CASTELLANOS. «Actualmente, un empleador no puede negarle el ingreso a un trabajador por más que no tenga el esquema completo de vacunación, porque no existe el pase sanitario laboral», manifestó, pero aclaró que en el futuro inmediato podría haber cambios como los ocurridos con la normativa que ahora considera al Covid-19 como una enfermedad inculpable.
Pase-sanitario-2-1

El pase sanitario genera grandes controversias en toda la población, están quienes se muestran a favor y otros en contra acerca de exigir el certificado que demuestre el esquema completo de vacunación contra el Covid-19.
El sector empresarial no queda excluido de este dilema, donde los contagios incrementan, afectando la ausencia de personal y, muchas veces, la interrupción de la producción, debido a existen trabajadores que cuentan con las dos dosis exigidas contra el coronavirus.
Sin embargo, a pesar de esto, actualmente las empresas no pueden exigir el pase sanitario a sus trabajadores para ingresar a sus puestos de trabajo. «Hoy esto no puede ocurrir, un empleador no puede negarle el ingreso a un trabajador por más que no tenga el esquema completo de vacunación, porque no existe el pase sanitario laboral», así lo explicó el abogado Andrés Brarda, en diálogo con CASTELLANOS.
El profesional contó que por su parte no recibió consultas por este inconveniente, pero que «si la hubiese tenido por parte de un trabajador que no se encuentra vacunado, le hubiese recomendado remitir un telegrama laboral reclamando que se le permita realizar sus labores habituales dado que no existe una norma expresa que lo prohíbe». Sin embargo, aclaró que esto es por la normativa que rige actualmente, pero que en el futuro inmediato podría haber cambios.
Brarda afirmó que la pandemia en general está generando controversias en el sector empresarial, otra de las problemáticas que debe afrontar el sector es que desde el inicio del 2022 la enfermedad pasó a considerarse como enfermedad inculpable (previamente se consideraba como una enfermedad laboral no alistada presuntivamente, es decir que existía la presunción de que el trabajador que padecía Covid-19 y sus secuelas había contraído la enfermedad en ocasión del trabajo). Esta nueva normativa establece que si un trabajador se contagia de Covid-19, «va a ser el propio empleador el que tenga que pagar los días que el trabajador no asista a su puesto de trabajo, como así también que el trabajador va a tener que recibir las prestaciones médicas por parte de su obra social o por el sector público, lo que lleva a que las ART, si se produce una denuncia de Covid-19, en principio rechacen el tema como laboral, a excepción de dos grandes grupos de trabajadores: los trabajadores de la salud y las fuerzas de seguridad», explicó el abogado.
Asimismo, indicó que el plazo que va a tener el trabajador de imposibilidad de trabajar y pago por el empleador va a depender de la antigüedad y las cargas de familia. «Esto no quiere decir que un trabajador que se contagie de Covid-19 no puede reclamar ante las comisiones médicas que su enfermedad es a raíz del trabajo y si su salud tiene un daño que le genera una incapacidad transitar todo el trámite ante la comisión médica, debe agotar esta instancia, si no logra el reconocimiento de su enfermedad como laboral debe acudir a la justicia laboral para obtener el resarcimiento correspondiente», aclaró.
Con este panorama, al tratarse ahora de una enfermedad inculpable, «el empleador será quien cargue con el salario tal cual lo hubiese abonado si el trabajador se encontrara cumpliendo labores», explicó el abogado. Esto luego de que el empleado comunique dentro del plazo de 48 horas del día correspondiente al que va a faltar la existencia de su enfermedad, y la acredite con un certificado médico o una constancia de positivo donde se aclare los días que va a faltar. Lo mismo para los contactos estrechos. «Por eso algunos sectores empresariales están solicitando algún tipo de asistencia por parte del Estado para ver cómo reparten esa carga económica, sobre todo para esos contactos estrechos que no prestan labores en ese período. En esta situación, se requiere una buena fe tanto del lado del trabajador como del empleador», manifestó.

Ausentismos
Por otra parte, una tercera cuestión respecto al tema y que está relacionada a las anteriores, es el gran nivel de ausentismo de los trabajadores que se presenta actualmente debido al incremento de los contagios, muchos por Covid positivo, pero otro gran porcentaje falta por ser contacto estrecho.
Este último grupo es el que genera más incertidumbres y dudas, porque quien es confirmado como Covid positivo presenta el certificado que lo afirme y la enfermedad será considerada, pero «los denominados contactos estrechos, que a su vez son los de mayor ausentismo, hace que entren en colisión dos valores: la salud y la producción», expresó Brarda. «Lo que el sector empresarial discute es que los denominados contactos estrechos son difíciles de mostrar la existencia de ese contacto, más aún hoy que existe tanta cantidad de casos positivos, donde un trabajador en una semana puede tener dos o tres contactos estrechos y por ende no va a ir trabajar por varias semanas y el empleador va a tener que pagar el salario conforme lo establece el artículo 208 de la Ley de Contrato de Trabajo», agregó, y contó que debido a esto algunas empresas a nivel local están exigiendo a este grupo que presenten el certificado del caso positivo por el cual se están aislando.

 Normativa legal
Por este conjunto de cosas, es que se observa que a través del servicio de medicina de cada una de las empresas, sobre todo de las empresas grandes que tiene servicio de medicina propio, están incentivando a que los trabajadores que se vacunen, «principalmente para evitar los contagios dentro de las empresas, cumpliendo con los protocolos de higiene y seguridad».
Sin embargo, aseguran que desde el Gobierno nacional ya se piensa en una normativa legal para todos estos problemas que generan incertidumbre, tal como se hizo con cada norma y decreto que se fueron dictando: prohibición de despidos, los ATP, las ayudas del Estado a las empresas para el pago de salario.
El abogado del estudio jurídico «Brarda & Asociados» aseguró que «es algo que se va viendo en el día a día; actualmente también se han disminuido los días de aislamiento tanto para los casos de Covid positivo como para los contactos estrechos, basados en datos concretos: la vacunación completa y no presentar síntomas; en esa base científica se acopla el derecho, y sobre todo estamos viendo que al haber más de un 70% de la población con dos dosis de la vacuna, si bien el virus tiene un alto nivel de contagio en esta nueva cepa, el daño que le provoca a la salud del trabajador ya no es tan grave, esto quiere decir que vamos a una situación de pasar de pandemia a endemia y la normativa laboral va a tener que ajustarse al derecho del trabajo, que es un derecho que evoluciona constantemente».
«Entiendo que las medidas que se fueron adoptando fueron adecuadas, no hubo en la ciudad muchos despidos, los puestos de trabajo se han conservado, y lo que es CGT y Centro Comercial hubo una convivencia armoniosa», concluyó Andrés Brarda.

Más de Radio San Vicente