El piamontés no se desvincula de lo histórico y lo emocional

Regionales 15/04/2022 Por Julieta Balleis
Así destacó el Dr. Eugenio Goria, investigador de la Universidad de Torino (Italia), en la conferencia de prensa ayer en Rafaela. El visitante está investigando sobre la lengua y la cultura piamontesas en la Argentina, y cuáles son las diferencias con Italia. El objetivo es elaborar un documental y un libro de divulgación en ambos países.
multimedia.normal.b523737c320d493b.31332d4e55455641205649534954415f6e6f726d616c2e77656270

El Dr. Eugenio Goria, docente investigador de la Universidad de Torino (Italia), volvió a la ciudad de Rafaela en el marco de un proyecto dedicado a la lengua y la cultura piamontesas en la Argentina, que inició en 2019, recorriendo distintas localidades.
En la tarde de ayer brindó una conferencia de prensa en el local de la Sociedad Suiza, previa presentación de la profesora Norma Brarda de la Asociación Cultural Piemontesa de Rafaela, quien estuvo acompañada por Rosana Alemandri (presidente de la institución). A su término, brindó un recital el Coro Piemontés, que está dirigido por Giuliana Beltramino.
«Primero agradezco a la familia piamontesa de Rafaela por recibirme, invitarme y compartir conmigo sus conocimientos», destacó Goria, quien habla en un aceptable español.
Y agregó: «Soy un investigador en lingüística de la Universidad de Torino; como esa ciudad es la capital regional del Piemonte y en esa universidad se trabaja mucho sobre la lengua piemontesa, nos hemos dado cuenta de que hubo una muy fuerte inmigración del Piemonte a la Argentina, la lengua piemontesa se trasladó y sigue siendo hablada por más de un siglo. Nos hemos preguntado al empezar cuáles eran las diferencias entre el piemontés que se habla en Italia y el que se habla acá por los descendientes de esos inmigrantes de fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Ahora hemos vuelto después de tres años, en el medio hubo una pandemia, porque nos hemos dado cuenta de que no es sólo lo lingüístico lo importante, el tema de la lengua no se puede desvincular de los significados históricos, sociológicos, pero también emocionales que tiene la lengua piemontesa en la cultura de los descendientes en Argentina».
Mencionó que lo acompaña en este trabajo Fabio Gasparini, recogiendo testimonios orales como en el primer viaje, como así también fotos y videos para hacer un documental más completo, que incluya elementos que no sólo son lingüísticos sino culturales como la cocina. «Mañana (por hoy) vamos a degustar la cena con bagna cauda, qué significa para los piemonteses de hoy de acá hacer esta comida, qué tipo de bagna cauda se come, porque sabemos que es diferente a cómo se cocina en Italia, porque hay ingredientes diferentes. También el canto tradicional piemontés, cuáles son las canciones que se cantan, quiénes son los integrantes que participan en esas actividades.
Además, cómo se interpreta el cambio generacional, es decir qué hacen esas asociaciones para sumar personas jóvenes, si tienen que cambiar las actividades o si siguen haciendo todo lo mismo. Son preguntas que estamos buscando una respuesta», remarcó.
La idea originaria sería producir un documental que no solo quede en la universidad para el estudio específico académico, sino que también se pueda difundir y transferir a las asociaciones, quedando como documento sobre cómo quieren presentarse y son hoy en 2022.
Luego vino el espacio para las preguntas de los periodistas de distintos medios de comunicación, preguntando primero en qué lugar de la Argentina está más arraigada la cultura piemontesa. «Yo diría que en la parte este de la provincia de Córdoba y el oeste de Santa Fe, la zona agropecuaria que se denomina la pampa gringa, donde se establecieron los primeros piemonteses que vinieron», respondió.
Otra de las consultas fue que los piemonteses en el Piemonte dicen que en Argentina se habla la lengua como los abuelos, ¿se produjo una inculturación cerrada o a qué responde ese fenómeno?
«El piemontés que se habla acá tuvo menos influencia del italiano porque los primeros inmigrantes que vinieron a la Argentina no hablaban casi nada de italiano en el Piemonte, con menos construcciones italianas, y al mismo tiempo, ha sido un poco hispanizado; acá se utilizan muchas palabras del español y también se evolucionó porque se mezclaron diferentes tipos de la lengua piemontesa de diversas áreas geográficas del Piemonte, por ejemplo una persona de Torino no habla igual el piemontés que de Cuneo o de Asti», señaló.
Un cronista de CASTELLANOS le preguntó si además del documental piensan elaborar un libro, respondiendo que «no tenemos idea de qué tipo de libro será, vamos a hacer un ensayo académico científico del piemontés acá en lo gramatical y lo sociológico; estamos pensando en una obra de divulgación en español para difundir en las comunidades en la Argentina, para que no sea solamente en Italia».
Este diario también consultó sobre la financiación del proyecto, si es de la Universidad de Torino y/o del Gobierno del Piemonte, aclarando que «conseguí un aporte pequeño de la Sociedad Lingüística Europea, por eso el proyecto se llama Pilar (Piemontis language in Argentina). La Universidad de Torino me ayudó de otra forma, dando la posibilidad de trabajar con un becario y no hacerlo solo. Con el Gobierno del Piemonte estamos tratando de sacar alguna ayuda, pero es difícil (risas)».

Agenda del visitante
En la tarde de ayer también se reunió con integrantes de la comisión directiva de la Asociación Piemontesa para conocer los distintos proyectos que se llevan adelante. Este jueves participará del proceso de elaboración de la bagna cauda, que se realiza anualmente en esta fecha.
Esta mañana a las 11:00, en la sede de la Sociedad Suiza, intervendrá en una charla abierta con referentes locales: el agente consular de Italia en Rafaela, CPN Italo Cassina, la Lic. Anabella Battistini, coordinadora del área Relaciones Institucionales de la Municipalidad de Rafaela, representantes de las comunidades italianas, la coordinadora del Museo Histórico Julia Gramajo, los profesores Daniel Imfeld y Luis Sigl, entre otros.
Por la tarde, recorrerá la ciudad, conocerá el Monumento al Inmigrante Piemontés, ubicado en la plaza Fossano del barrio 9 de Julio. Por la noche participará de una cena en la cual degustará la tradicional bagna cauda. El viernes 15 partirá hacia la ciudad de Morteros (Córdoba).

Más de Radio San Vicente