Soja de primera: con 37 qq/ha promedio finalizó la campaña

Nacionales 26/05/2022 Por Alejandro Alanda
Finalizó en el centro norte santafesino el ciclo de la soja de primera de la campaña 2021/2022, con una superficie sembrada de 945.000 ha, una superficie cosechada de 944.500 ha y un rendimiento promedio de 32,5 qq/ha (inferior al de nuestra zona), que totalizó una producción final superior a las 3.000.000 de toneladas.
cosecha_soja

Con un período de estabilidad climática, soleado, escasa a nula presencia de nubes y cielo despejado, con leves vientos y excelente tiempo, en la última semana se produjo el final de ciclo de la soja temprana o de primera siembra de la campaña 2021/22.
Las labores de cosecha llegaron a su fin y como resultado de ello se contabilizó una superficie sembrada de 945.000 hectáreas, un área cosechada de 944.500 ha y un rendimiento promedio (zona centro norte de la provincia) que se ubicó en 32,5 qq/ha, según consignó el Servicio de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Comercio de Santa Fe (SEA).
El volumen total de la campaña para la soja de primera totalizó una producción final de 3.069.415 toneladas. Como dato saliente es que, el rendimiento promedio disminuyó casi un 10% respecto de los resultados del año anterior, “lo que demostró el efecto de la ausencia de precipitaciones en la última semana de diciembre de 2021 y los primeros quince días de enero de 2022, con altos registros térmicos que afectaron a los cultivares”, explica el organismo técnico.
Si bien en nuestra región (departamento Castellanos) el clima fue de excepción al resto de la provincia, con lluvias más regulares (aunque escasas), los rendimientos oscilaron entre 15 a 18 qq/ha de mínima, con 50 a 53 qq/ha de máxima, promediando la mayoría de los lotes en 37 qq/ha.

LA BRECHA NORTE / SUR

Los rendimientos promedios mínimos y máximos logrados hasta este martes pasado, en las diferentes áreas del relevamiento del SEA, volvieron a marcar la enorme brecha productiva entre los departamentos del sur y del norte.
Mientras que en los departamentos San Martín y San Jerónimo se produjeron rindes mínimos de 25 a 27 qq/ha, con máximos de 54 y 58 qq/ha, el promedio para esta región fue muy bueno con 46,5 qq/ha.
En tanto en los departamentos norteños, Nueve de Julio, Vera, General Obligado y San
Javier, los mínimos estuvieron entre 10 a 12 qq/ha, con rendimientos promedio de 20,5 qq/ha, y lotes máximos de 26 qq/ha.
Evidentemente, aquí no sólo influyó fuertemente el clima a lo largo del ciclo, sino también la calidad de los suelos y el manejo tecnológico que se hace de la soja.

SOJA DE SEGUNDA CON PROMEDIOS ACEPTABLES

Los cultivos tardíos están en un 70% de avance de trilla en el centro norte santafesino, apurando el ritmo en algunas zonas antes de que comiencen a reiterarse las heladas, pero repartiendo maquinarias y equipos de recolección con el maíz. Así, “continuó el proceso de cosecha de la soja tardía en todos los departamentos del área de estudio, en los del sur llegó a su finalización, mientras que en nuestro departamento y los del norte santafesino, alcanzó un importante progreso y una mayor superficie recolectada”.
Los rendimientos promedios mínimos y máximos logrados en el área fueron: departamentos San Martín y San Jerónimo, entre 18 - 20 qq/ha hasta 35 a 38 qq/ha, con lotes puntuales de 40 y 45 qq/ha. En los departamentos San Cristóbal, San Justo, Castellanos, Las Colonias y La Capital, entre 15 - 16 qq/ha hasta 28 - 30 qq/ha, con lotes puntuales de 32 a 35 qq/ha. Y en los departamentos Nueve de Julio, Vera, General Obligado y San Javier, entre 10 – 12 qq/ha hasta 22 – 24 qq/ha, con lotes puntuales de 28 y 30 qq/ha.

SE LIBERAN LOTES PARA EL TRIGO

Otra particularidad se dio en las distintas reacciones de los sojales a las precipitaciones irregulares en cuanto a montos y distribución geográfica. “Con el transcurso de las jornadas, los ambientes secos y las nulas lluvias, disminuyeron el índice de agua útil en la cama de siembra, por lo que fue muy lento el movimiento de equipos y sembradoras que iniciaron el nuevo ciclo de la cosecha fina en lotes muy puntuales, con barbechos, coberturas y con humedad suficiente en los primeros cm del suelo”, informó el SEA.
En toda el área de estudio, la BCSF consigna que “la implantación del trigo manifestó una intención de siembra levemente inferior en un 1 a un 1,5 %, con respecto al área lograda el año anterior, que alcanzó las 375.000 ha”. Esta situación que en algunos sitios sería superior, en otros es bastante similar a la del año pasado, con cifras que van cambiando según avanzan las semanas, debido al alto nivel de incertidumbre que reina en el sector.
Entre los factores determinantes están los elevados costos de los fertilizantes e insumos para esta nueva campaña, porque si bien el precio internacional del mercado es muy elevado para fijar buenas coberturas y asegurar precio, también es cierto que los rumores sobre un eventual aumento de las retenciones de los últimos días, se hizo cada vez más fuerte en la cadena, además de las crecientes intervenciones oficiales como por ejemplo la entrada en vigor del fideicomiso triguero. Este cóctel hace que el arranque de la campaña fina sea toda una incógnita para las estimaciones. La decisión final permanece más que nunca en manos del productor.

Más de Radio San Vicente