Comenzó un invierno ‘severo’ que será seco y frío

Nacionales 26/06/2022 Por Leonardo Cáceres
La primavera será bastante normal y el verano también estará ‘dentro del rango de lo normal’, de acuerdo el último informe mensual de la BCBA.
INVIERNO

BUENOS AIRES (NAP). Durante el invierno que comenzó hoy, el Pacífico Ecuatorial volverá a enfriarse, aunque sin llegar al nivel de La Niña, a lo que se sumará la acción negativa de los vientos polares, y el debilitamiento del anticiclón del Brasil, dando un ambiente seco y con frecuentes irrupciones de aire polar, que causarán heladas intensas hasta el trópico, de acuerdo al Informe Estacional de Perspectivas Agroclimáticas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, correspondiente a junio elaborado por el especialista en agroclimatología, Eduardo Sierra.

Al iniciarse la primavera, el clima tomará una tendencia hacia la normalidad: el Pacífico Ecuatorial volverá a calentarse, al mismo tiempo que los vientos polares se retirarán hacia el Sur, y el anticiclón del Brasil se fortalecerá, reactivando las lluvias e incrementando la temperatura, si bien se producirán heladas tardías hasta bien entrada la primavera.

El verano se desarrollará dentro del rango normal, pero como sucede usualmente al inicio de la estación, tendrá lugar un lapso seco y cálido, que se extenderá sobre gran parte de enero.

Esto es normal, y es lo que hace que Enero sea preferido para las vacaciones en la playa.

Entre fines de Enero y comienzos de febrero y el anticiclón del Brasil alcanzará un adecuado nivel
de actividad, haciendo que las lluvias retornen, moderando la temperatura, y regularizando el comportamiento del sistema climático, proceso que se mantendrá a lo largo del otoño.

Una diferencia significativa con respecto a la campaña precedente es que la campaña 2021/2022
se inició en condiciones relativamente buenas, que fueron deteriorándose progresivamente, llegando a su momento más severo a comienzos del verano, por lo que no perjudicaron sensiblemente a la Cosecha Fina, pero si lo hicieron con la Cosecha Gruesa.

En cuanto al ciclo agrícola, el informe resaltó que la temporada 2022/2023 está comenzando con condiciones relativamente desfavorables, que se acentuarán a lo largo del invierno, pero mejorarán al llegar la primavera y a lo largo del verano, por lo que es probable que sean menos favorables para la Cosecha Fina, pero resulten mejores para la Cosecha Gruesa.

Sierra pronosticó que “el cambio positivo en la tendencia del clima aleja el riesgo de un 3er episodio consecutivo y catastrófico de La Niña pero el camino hacia la normalidad será lento y accidentado”.
El caudal de los grandes ríos irá recuperando gradualmente a lo largo del otoño y el invierno
próximos, siendo probable que el estiaje de Septiembre próximo sea bastante marcado, y que su
nivel tarde en recuperarse totalmente.

INVIERNO

La estación que se inició este martes a las 6:15 mostrará marcados contrastes regionales en lo que hace a las precipitaciones:
• Las áreas donde el anticiclón del Brasil conservará capacidad de hacer llegar humedad, como la Región Oriental del Paraguay, el sur del Brasil, el este de la Región del Chaco Argentino, la Mesopotamia, el sudeste de la Región Pampeana y el Uruguay, observarán precipitaciones moderadas a abundantes, que mantendrán las reservas de humedad de los suelos en un nivel adecuado.

Fin de junio

• La Cordillera comenzó a registrar nevadas tempranas superiores a lo normal, que
impulsaron masas de aire polar hacia el interior del área agrícola, provocando heladas más
tempranas que en la temporada anterior.

• Contrariamente, una amplia extensión en el interior de La Argentina, abarcando La
Pampa, el oeste y el norte de Buenos Aires, gran parte de Córdoba y gran parte de Santa
Fe, donde el anticiclón del Brasil no logrará hacer llegar vientos húmedos, observará
precipitaciones bajo lo normal, que provocarán una marcada sequía.

Julio

• Contrariamente, una amplia extensión en el interior de La Argentina, abarcando La
Pampa, el oeste y el norte de Buenos Aires, gran parte de Córdoba y gran parte de Santa
Fe, donde el anticiclón del Brasil no logrará hacer llegar vientos húmedos, observará
precipitaciones bajo lo normal, que provocarán una marcada sequía.

Agosto

• Las áreas que reciben humedad desde la Cuenca Amazónica, como Bolivia, el NOA,
Cuyo, el Chaco Paraguayo, el oeste de la Región del Chaco Argentino y el oeste de la
Región Pampeana continuarán en su estación seca otoño-invernal, y aunque observarán
precipitaciones algo superiores a lo normal, su volumen será insuficiente para compensar la
evapotranspiración, desarrollándose una gran extensión seca, que resulta normal en la
estación invernal.

PRIMAVERA

Septiembre

• La Cordillera continuará recibiendo nevadas superiores a lo normal, que provocarán
un buen deshielo primaveral. Además, esto es un buen indicio que las lluvias primaverales
se activarán en tiempo y forma.

Primavera

Durante la primavera 2022 las precipitaciones observarán una gradual tendencia hacia la
normalidad, que atenuará las diferencias regionales, al mismo tiempo que mejorará el caudal de los grandes ríos.
• El anticiclón del Brasil incrementará gradualmente su capacidad de hacer llegar humedad
hacia el interior del Cono Sur, aportando lluvias a la Región Oriental del Paraguay, el sur del Brasil,
el este de la Región del Chaco Argentino, la Mesopotamia, la mayor parte del centro y el este de la
Región Pampeana y el Uruguay, llevando las reservas de humedad de los suelos en un nivel
adecuado, si bien este proceso recién llegará a las zonas del interior hacia finales de la estación.

Octubre

• Las áreas que reciben humedad desde la Cuenca Amazónica, como Bolivia, el NOA, Cuyo,
el Chaco Paraguayo, el oeste de la Región del Chaco Argentino y el oeste de la Región Pampeana
comenzarán gradualmente a recibir precipitaciones, que incrementarán las reservas de humedad
de los suelos, aunque, como es normal en la Región, este proceso recién se completará hacia el
inicio del verano.

Noviembre

• La Cordillera dejará gradualmente de recibir nevadas superiores a lo normal, aunque se
observarán algunos episodios tardíos, haciendo que se produzca un buen deshielo primaveral.

Diciembre

• La amplia extensión seca, que se mantuvo durante el invierno en el interior de La Argentina,
se reducirá gradualmente, aunque sin desaparecer totalmente.

Heladas agronómicas

• Las irrupciones de aire polar irán en disminución, pero se producirán heladas agronómicas y
generales tardías hasta el Trópico, algo más tardías que en la temporada anterior, afectando a
Bolivia, Paraguay y el sur del Brasil, aunque con alcance e intensidad algo menores que durante la
temporada precedente.

VERANO

Durante el verano 2022/2023 las precipitaciones conservarán la tendencia hacia la normalidad,
iniciada en la primavera, llevando a gran parte del área agrícola a un estado cercano a la
normalidad, al mismo tiempo que producirán una crecida de estival de los grandes ríos cercana a lo normal.

• El anticiclón del Brasil incrementará su capacidad hasta un nivel cercano a lo normal,
aportando lluvias a la Región Oriental del Paraguay, el sur del Brasil, el este de la Región
del Chaco Argentino, la Mesopotamia, la mayor parte del centro y el este de la Región
Pampeana y el Uruguay, llevando las reservas de humedad de los suelos en un nivel
adecuado. No obstante, debe tenerse en cuenta, que es normal que el inicio de la estación
observe una pausa en las lluvias, que sueles extenderse durante las semanas centrales de
Enero, dando tiempo seco y caluroso, hasta que las precipitaciones se reactivan hacia el
final del mes o comienzos de febrero.

CONCLUSIONES

El cambio positivo en la tendencia del clima aleja el riesgo de un tercer episodio consecutivo y catastrófico de La Niña, pero el camino hacia la normalidad será lento y accidentado.

Una diferencia significativa con respecto a la campaña precedente es que la campaña 2021/2022
se inició en condiciones relativamente buenas, que fueron deteriorándose progresivamente, llegando a su momento más severo a comienzos del verano, por lo que no perjudicaron
sensiblemente a la Cosecha Fina, pero si lo hicieron con la Cosecha Gruesa.

En cambio, la temporada 2022/2023, está comenzando con condiciones relativamente
desfavorables, que se acentuarán a lo largo del invierno, pero mejorarán al llegar la primavera y a
lo largo del verano, por lo que es probable que sean menos favorables para la Cosecha Fina, pero
resulten mejores para la Cosecha Gruesa.

El caudal de los grandes ríos irá recuperando gradualmente a lo largo del otoño y el invierno próximos, siendo probable que el estiaje de Septiembre próximo sea bastante marcado, y que su
nivel tarde en recuperarse totalmente. FUENTE: NA.

Más de Radio San Vicente