La Virgen de Luján malvinera visitó la Catedral San Rafael

Regionales 07/09/2022 Por Alejandro Alanda
Acompañó a los soldados en la guerra de Malvinas. La misa de anoche fue presidida por el capellán Daniel Luján de Córdoba, destacando «este encuentro de veteranos que dieron tanto por esta patria». El intendente Luis Castellano dio la bienvenida. Esta actividad fue organizada por la Gendarmería Nacional y la imagen fue venerada por cientos de rafaelinos.
virgenmalvinera

En la mañana de ayer, la imagen de la Virgen de Luján, que acompañó a los soldados en la guerra de Malvinas, llegó a la Catedral San Rafael de nuestra ciudad, permaneciendo para ser visitada y venerada por cientos de fieles hasta las 19.00, horario en el que se ofició una misa presidida por el sacerdote Daniel Julián, capellán militar actualmente de la región III de Gendarmería.

Esta actividad fue organizada por el Escuadrón vial Rafaela de Gendarmería Nacional, de la que participaron ex combatientes de nuestra ciudad, entre ellos Carlos Tartaglia (presidente del Centro de ex Combatientes y del Museo de Malvinas de Rafaela).

El intendente Luis Castellano le dio la bienvenida a la visita de la Virgen de Luján al inicio de la ceremonia religiosa: «Es un honor recibir a nuestra madre de la patria en la ciudad, siendo el primer camino en la provincia de Santa Fe, sabiendo la historia tan fuerte que tuvo con los ex combatientes de Malvinas presentes. En ese momento de tanto dolor y herida para la Argentina como fue la guerra, también necesitamos ahora que la Virgen nos ayude a sanar tantas heridas y trabajar por la paz».

Durante la extensa homilía, Julián expresó que «desde hace varios días empecé a ser el Negro Manuel… El obispo castrense (Santiago Olivera) me pidió que sea el Negro Manuel. En 1630 llega un cargamento para Santiago del Estero con 2 imágenes, una similar a esta (por la de Luján) y la otra conocida hoy como Sumampa. Iban a cruzarlas en las carretas y ahí se empacaron y no cruzaron; de ahí viene la historia que conocen de la Virgen de Luján, que quiso quedarse ahí junto al río. Dejaron al Negro Manuel para que sea el custodio de la Virgen y ahí aparezco yo, el Negro Manuel del siglo XXI».

Mencionó que vienen recorriendo las provincias de San Luis, las diócesis de Río Cuarto, Villa María, San Francisco y Rafaela, siguen hasta Ceres y de ahí a Reconquista, Resistencia, Corrientes, Formosa. Y agregó: «Nadie sabe cuándo termina el recorrido».
Después hizo un raconto sobre la historia de imagen de la Virgen de Luján: «A poco de iniciarse la guerra, el sacerdote Roque Puyelli recibe del obispo que se prepare para ir a Malvinas; la familia Benzo le propuso que llevara una imagen para que lo acompañe, pero el cura se enfermó gravemente y tuvo que volver, quedando la imagen en Malvinas».
«Otro sacerdote -continuó- en un jeep del Ejército recorría las distintas posiciones, celebrando la misa con la compañía de la Virgen. Una vez terminada la guerra, los soldados prisioneros fueron repatriados al continente; los ingleses volvieron a su país y un soldado inglés católico le gustó la imagen y se llevó la Virgen, ahora es sacerdote. Le dice al obispo militar que tenía una imagen que trajo de la guerra y el obispo le dice ‘vamos a ponerla en la Catedral’ porque fue testigo de un momento histórico muy importante para Inglaterra y para los soldados argentinos; no fue un botín de guerra. Vamos a orar por nuestros muertos y los de ellos, rezando por la paz».
Unos meses antes de la pandemia, en el verano del 2019, un grupo de turistas argentinos visitó la Catedral inglesa. «Uno de ellos reconoció a la Virgen de Luján, preguntaron y le dijeron que venía de la guerra de 1982; uno de los turistas era veterano y estuvo en Malvinas, se volvió con la inquietud de que esa imagen fue testigo de momentos muy fuertes en la vida de los soldados. ¿Cómo hacemos para recuperarla? Empezaron las conversaciones, tratativas y gestiones que llegan al obispo castrense argentino, quien le dice a su par inglés sobre la posibilidad de recuperarla, respondiendo que es lo más adecuado. El Papa Francisco los convocó a los dos en Roma, el inglés trajo esta imagen (presente en el templo) y el argentino llevó una imagen copia para que llevara a la Catedral en Inglaterra. La imagen malvinera volvió al país en el mes de octubre de 2019».
Al final de su sermón, el capellán destacó: «Dios quiera que sea un hermoso encuentro de estos veteranos, que dieron tanto por esta patria, pero que muchos años fueron maltratados. La Argentina sintió vergüenza de lo que había hecho, pero se va revirtiendo y entendiendo la generosidad de esta gente que dio todo. Que nunca más haya guerra… miren lo que están pasando en Ucrania, es irreparable; ninguna guerra es buena, nada bueno queda de una guerra».

Fuente: Diario Castellanos 

Más de Radio San Vicente