Por diferencias internas, renunció la cúpula de MEPROLSAFE

El presidente y el secretario de la entidad que representa a los tamberos de la provincia, Marcelo Aimaro y Fernando Córdoba, respectivamente, decidieron alejarse de sus cargos, luego de casi 10 años de ejercer diferentes funciones dentro de la Comisión Directiva. Aducen “diferencias” internas con la mesa chica.
meprolsafe

Marcelo Aimaro y Fernando Córdoba, presidente y secretario respectivamente, eran hasta el último día de septiembre pasado, los dos referentes indiscutidos de la Mesa de Productores de Leche de Santa Fe (MEPROLSAFE), pero desde este mes, volvieron al llano como socios comunes al renunciar a sus puestos en esta entidad, que es la única específica de tamberos en nuestra provincia.
Desde la formación de la MEPROLSAFE hace ya 20 años, el productor galvense Marcelo Aimaro venía participando de las actividades gremiales en diferentes roles, hasta que en 2014, fue elegido como presidente de la institución, cargo para el que fue reelegido hasta 2017, cuando asumió Fernando Córdoba, con tambo en Clucellas, que se desempeñó hasta 2021, momento en el que retornó Aimaro para ejercer su tercera presidencia hasta el mes pasado.
Con ambos, la Mesa logró construir una sólida representación que, a pesar de las diferencias, tendió puentes con otras instituciones y colegas del sector, siendo reconocida por su firme postura para negociar con los demás eslabones de la cadena y los gobiernos de turno.
En esos años se lograron gestiones con propuestas concretas que fueron presentadas a las autoridades de lechería y se afianzó un pensamiento coherente con los intereses de la mayoría de los productores lecheros, que permitió desterrar la imagen de “tamberos K” que habían forjado sus dirigentes anteriores.
Precisamente, la vuelta de algunos de esos antiguos cuadros dirigenciales en los últimos tiempos, erosionó la unidad de representación en la Mesa, motivando hoy en día, la salida de estos dos históricos referentes.

LAS RAZONES

“Hay diferentes motivos -comentó Aimaro-. Un poco por una cuestión personal, algunos problemas de salud que vengo arrastrando desde hace un tiempo pero fundamentalmente por una cuestión de diferencia de pensamiento con personas que están dentro o fuera de la comisión de la Mesa”. En este sentido, el combativo dirigente prefirió dar un paso al costado para no deteriorar a la institución. “Todo eso hace un combo que uno llegue a un agotamiento y da un paso al costado por el bien de la Mesa”, admitió Aimaro.
De todos modos, “uno siempre sigue ligado, por más que hoy no pertenezca a la comisión, siempre voy a seguir apoyando y colaborando en MEPROLSAFE como socio”.
Respecto a “los asuntos pendientes” como presidente, Aimaro reconoció que “siempre hay, como en la vida, pero con la tranquilidad de que siempre he tratado de hacer lo mejor posible; después, muchas de las soluciones para la lechería no pasan por nosotros, porque nuestra tarea es aportar las ideas de los productores, llevar propuestas a los distintos gobiernos y ellos son los que tienen el poder de decisión. Los tamberos en conjunto somos los que podemos tener el poder de acción, no un simple dirigente como era yo”.
Sobre su trayectoria como dirigente tambero, contó que empezó a ir a las reuniones en el 2002: “seguí como barrendero y un día me encontré que por circunstancias que no vienen al caso, estaba tomando las riendas de la institución. Agradezco a todos los que nos acompañaron, a todos los que estuvieron siempre y personalmente, a un pilar que siempre tuve y me acompañó en todo, que fue Fernando Córdoba”.

UNA DUPLA COMPROMETIDA

Fernando Córdoba, ahora como ex secretario, fue el socio de bancada de Aimaro dentro de la institución, al punto de que al término de los dos mandatos del galvense, asumió como presidente dándole continuidad al perfil de gestión iniciado en 2014. Córdoba y Aimaro juntos, conformaron una dupla dirigencial aguerrida que, con diferentes matices, aciertos o equivocaciones, pusieron a los tamberos santafesinos en la agenda pública y nacional, sin necesidad de ser obsecuentes con nadie, pero tampoco desaprovechando la oportunidad del debate con cada gobierno de turno (peronistas, socialistas, macristas o kirchneristas).
“Coincido con Marcelo, hay cierto cansancio porque ya llevamos muchos años, mucha exposición y mucho desgaste personal”, explicó Córdoba, quien dice que tratará de volcarse más a la atención de su empresa tambera y los negocios de su familia en el campo, debido a que esta actividad gremial (que no es rentada) le resta mucho tiempo y recursos en lo personal.
Además, “renuncié también por cierto rumbo que estaba queriendo tomar la mesa, donde ya no me encontraba a gusto”, admitió Córdoba, quien sin hacer mención de nadie, dejó en claro que la injerencia de algunos ex miembros de la entidad, cuyo pasado resonante dentro de la Mesa siempre fue motivo de cuestionamientos internos, empezaba a influir en el criterio de la Comisión, cuestionando y condicionando la conducción y por ende, socavando la propia autoridad de sus actuales referentes.
Sin embargo, Córdoba afirma que no sienten la necesidad de generar ningún conflicto interno, por eso “la decisión es dar un paso al costado; el tiempo dirá si estábamos equivocados o no”.
El mandato de la actual comisión finalizaba en marzo de 2023. El actual vicepresidente, Roberto Perracino, asumirá la conducción de MEPROLSAFE hasta entonces.

Más de Radio San Vicente