Carta de Lectores: ¿Dónde quedó?

Opinión 01/12/2020 Por Gabriel Erard
Soy Danilo Calligaris, oriundo de San Vicente, radicado en Santo Tomé (SF). Vivía en Constitución 288, mi casa paterna. Hoy escribí algo a propósito de la declaración de ciudad de San Vicente.

DONDE QUEDÓ…

Donde quedó mi pueblo.

Ese de las calles de tierra. Ese que después de una lluvia  nos llevaba a cazar ranas en las alcantarillas.

Ese que cerraban las calles que rodeaban la plaza para que no se circulara cuando llovía. Ese que en su enorme plaza de dos cuadras por dos, usábamos para correr carreras de bicicletas.

Ese en cuyo club Brown íbamos los domingos a ver los partidos por la liga. Me acuerdo su línea media: Olivares, Mellit y Mieres. Y los días de semana íbamos a la siesta, gomera en mano, a cazar pajaritos en el montecito que tenía al costado. O a escondernos en los vestuarios para fumar entre varios un cigarrillo que le habíamos robado a nuestro papá.

Ese que nos juntaba para las fiestas patrias, en pleno invierno, con pantalones cortos, para cantar el himno e izar la bandera, bajo la atenta mirada de la maestra.

Ese que tenía la "propaladora" con una inmensa torre en el medio de la plaza y que todos escuchábamos atentamente a la tardecita. Después había dos, porque el párroco (el padre Pedro, o el cura Depetris le decían otros) había puesto la suya.

Ese que estaba sobre la ruta 34, pero ésta era de tierra y si llovía agarrate, porque lo más cercano de pavimento era la ruta 19, en Angélica, a veinte kilómetros.

Ese que hacía todos los años la Fiesta de la Cosechadora. Porque fuimos la cuna de la cosechadora argentina, con tres fábricas en su mejor momento: Senor, Bernardín y Bofelli. Y se armaba la exposición sobre la calle de acceso. Venían todas las marcas de otros pueblos: Daniele, Susana, Vasalli, Rotania y muchas más que no recuerdo. Todas argentinas.

Ese que se vestía de fiesta, porque venía el gobernador, autoridades nacionales y todas las que tenían que ver con el agro. Y se transmitía por las principales radios del país: Radio Belgrano, Radio El Mundo. Y venían su locutores estrella, como Jaime Font Saravia. Ese que los 19 de Julio paraba todo porque era la fiesta del pueblo. Y nuestras madres se esmeraban cocinando porque venían de visita los parientes de pueblos vecinos. Y los más
chicos íbamos al juego del peludo, o al tiro al blanco. Y un poco más grandes al baile al salón Sarmiento.

Ese, "mi pueblo", acaba de ser nombrado CIUDAD.

De pie señores, y aplausos para todos los que lo hicieron GRANDE.

Más de Radio San Vicente