El maíz y la soja de primera no pasan por un buen momento

Nacionales 01/02/2021 Por Alejandro Alanda
Los dos principales cultivos que se practican en gran parte de las zonas agrícolas argentinas presentan, en lagunas parcelas estados de regular a malo por el impacto de la sequía.
MAIZEXPORTACION

El inicio de la campaña gruesa 2020/21 se desarrolló en un contexto de con falta de humedad para los cultivos.

Durante el trimestres agosto – octubre, las precipitaciones en la mayor parte de las regiones agrícolas del país fueron entre -40% a -60% respecto de lo normal.

En cambio en  Buenos Aires y La Pampa, la situación fue levemente mejor, con anomalías de precipitación entre 0 a -20% (en algunas localidades puntuales hasta +40%), de acuerdo a los datos del Informe Macro económico CRA

La falta de agua en los perfiles al momento de la siembra del maíz temprano (MT) implicó retrasos en las labores y algunos cambios en los planes de siembra al asignar una mayor proporción de superficie a maíz tardío.

En el Movimiento CREA, de la planificación inicial en julio de 2020, al relevamiento de noviembre 2020, la proporción con maíz temprano pasó de 12,5% a 11,0%.

Si bien las lluvias ocurridas en noviembre  y diciembre recargaron los perfiles y acompañaron a los cultivos, la situación actual continúa siendo de déficit, en Argentina y también en Brasil,  presentando así los principales oferentes de contra estación del hemisferio sur una situación preocupante.

Según el Centro Regional del Clima del Sur de América del Sur (CRC-SAS), en el último mes, en el centro-norte de Argentina y en Brasil se registraron déficit de lluvias entre -10 a -50 mm en comparación al histórico.

La falta de agua en los perfiles al momento de la siembra del maíz temprano (MT) implicó retrasos en las labores.
Las regiones en mejores condiciones son el sur y este de la provincia de Buenos Aires con anomalías en el orden de -10 a +50 mm.

Además, persisten elevadas (89%)las probabilidades de ocurrencia de la fase La Niña del fenómeno ENSO en el trimestre ene-feb-mar 2021, con la consecuente menor probabilidad de ocurrencia de precipitaciones en dicho período.

Si bien la condición de los cultivos al 14 de ene-21 es mayoritariamente normal (entre 62% a 66% de la superficie total), en muchas zonas productoras su situación es sumamente sensible a la evolución climática de las próximas semanas dadas las insuficientes reservas hídricas que presenta el ciclo.

Además, se denota un fuerte contraste entre los cultivos sembrados de forma temprana y en forma tardía.

Donde el maíz temprano (Maíz TE) posee cerca del 30% de su superficie en condiciones regulares a malas, seguido de la soja de primera (Soja 1ra) con casi 25% de su área en condiciones similares dicha condición.

En tanto,  el maíz tardío (Maíz TA) y la soja de segunda (Soja 2da) poseen entre 6% y 9% de su superficie en condiciones regulares a malas. Respecto al año pasado, en todas las fechas y cultivos, el estado de los mismos se presenta más perjudicado en el ciclo actual que en el 2019/20.

CONTEXTO DEL MERCADO MUNDIAL

Las proyecciones de rendimiento para el maíz y la soja en la campaña 2020/21 ya presentan ajustes respecto de las planificadas a inicio de campaña (sep-20).

En este sentido, el USDA estimó pérdidas de 2,5 mill t de maíz en Argentina y 1,0 mill t en Brasil. Mientras que, en soja las reducciones son de 5,5 mill t para nuestro país y sin cambios, por el momento, para el país vecino (considerando ene-21 vs sep-20).

Estas modificaciones en la oferta junto con la creciente demanda, especialmente proveniente de China (por recuperación del plantel porcino y stock de granos) y del resto de los países en pos de contar con reservas alimentarias ante el temor de un segundo rebrote del COVID-19, es que incrementaron fuertemente los precios de los granos.

Convalidados los ajustes, el mercado se mantiene a la espera del desarrollo del climático en Sudamérica

Fuente: Noticias AgroPecuarias

Más de Radio San Vicente