Más de 100 mil familias afectadas por el cierre de las exportaciones

Regionales 03/06/2021 Por Leonardo Cáceres
Ayer culminó el cese de la comercialización definido por el campo, en reclamo a la medida dispuesta por el Gobierno Nacional con el cierre de las exportaciones de carne. El objetivo que perseguía de frenar la suba del precio de la carne en góndola no dio resultados hasta el momento. “Hay un gran enojo y preocupación en el sector”, reconoció Norma Bessone titular de la Sociedad Rural de Rafaela.

Ayer, la Mesa de Enlace dio por finalizada la medida de fuerza del cese de comercialización de hacienda que comenzó el 17 de mayo en rechazo a la decisión del Gobierno Nacional de cerrar las exportaciones de carne vacuna por 30 días. Sin embargo, que las entidades agropecuarias decidieran levantar la medida de fuerza no significa que el conflicto haya terminado, ya que el Poder Ejecutivo no volvió sobre sus pasos con la medida.
Al respecto CASTELLANOS dialogó con la presidente de la Sociedad Rural de Rafaela Norma Bessone quien reconoció que “las medidas fueron necesarias y han sido cumplidas, hubo muy buena respuesta en cuanto a la no comercialización de carnes”. “Hay un gran malestar por parte de los productores, ya que se trata de una medida sumamente arbitraria y en un momento donde necesitamos ingresos al país, perder la oportunidad del ingreso de 250 millones de dólares aproximadamente es una locura”, subrayó Bessone.
Además explicó que el impacto de las medidas no sólo se traduce en la pérdida de ingresos sino también de las fuentes de trabajo. “Son casi 100 mil familias afectadas por la pérdida del trabajo a consecuencia del cierre de la exportación”.
En relación a la medida dispuesta por el Gobierno la titular de la SRR, indicó que hasta el momento no hubo resultados positivos en cuanto a frenar la suba del precio de la carne en la góndola. “El precio de la carne no se reduce, sino por el contrario aumentan, ya hemos vivenciado medidas similares en el año 2006 no sólo con el aumento de la carne sino también la pérdida de stock ganadero que aún no se ha recuperado totalmente”.
Ahora bien, ¿Qué pasará en los próximos días con un conflicto aún irresuelto? Esa es la gran incógnita. Si el Gobierno se decide por el camino de mantener firme su decisión de sostener cerradas las exportaciones, el campo podría volver a la protesta, incluso sumando más actividades al cese, como los granos. “Indudablemente si no hay respuesta por parte del Gobierno las medidas se seguirán ajustando y se mantendrán, es un análisis que se hace en el espacio comprendido por CARSFE, CRA, Sociedad Rural y la Mesa de Enlace hay un gran enojo y una gran preocupación sobre el tema porque afecta la producción y las fuentes laborales”, sentenció Bessone.
No obstante, la Mesa de Enlace apuesta al diálogo, y a pesar de que en todos estos días no hubo un solo llamado por parte de los funcionarios públicos, mantienen la expectativa de que esta ventana de comercialización que se abre puede llevar a que se realicen los contactos.
El ruralismo dejó en claro que la única forma de ponerle fin a este desencuentro es que las condiciones para exportar vuelvan a ser como las previas al cierre.
En tanto Bessone aseguró que el viernes mantendrán una nueva reunión de Consejo de CARSFE y “continuaremos analizando la problemática”.

Negociación de los exportadores
Por otro lado y con información extraída de Infobae, explicaban que “hoy la negociación para destrabar este conflicto está casi exclusivamente en las manos del Consorcio de Exportadores de Carne (ABC), entidad que realizó una nueva propuesta al Gobierno para satisfacer su demanda de un mayor volumen de carne en el mercado interno a precios “accesibles”.
En la oportunidad el presidente de la entidad, Mario Ravettino, aseguró que la propuesta tiene dos aspectos centrales. Por un lado, busca revertir la suspensión temporaria de las exportaciones, antes del plazo establecido de los 30 días, entendiendo la posición del Gobierno y la necesidad de ocuparse de los precios al consumidor.
Por otra parte, hacia el mediano y largo plazo, apunta a incentivar la producción y aumentar el stock vacuno, ante una mayor demanda de carne. “Pedimos una convocatoria amplia a los integrantes de la cadena, con representatividad para que se involucre cada uno en su sector. Ojalá podamos abocarnos a estos temas”, dijo el dirigente en declaraciones a Canal Rural.
Ravettino sostuvo que hay algunas modificaciones en el volumen de carne que ofreció la industria exportadora para el acuerdo de precios de los 11 cortes que se extendió hasta el próximo 31 de diciembre. Hay que recordar que ese volumen actualmente son unas 8.000 toneladas mensuales, y que la primera propuesta que presentó el sector privado, trascendió que el objetivo de la misma era llevarla a 12.000 o 13.000 toneladas.
Además, descartó que la entidad haya ofrecido no exportar cortes parrilleros que son para el consumo local: “Nosotros, como posición institucional y como representantes de la entidad exportadora, no podemos pedir prohibición de nada. Sí podemos colaborar y aumentar volúmenes, pero nunca vamos a pedir la prohibición de una posición arancelaria. Si eso llegara a suceder, será una decisión exclusiva del Gobierno. La mesa de ABC nunca va a pedir una posición arancelaria porque justamente representa la exportación de carne de la Argentina”, señaló.
“Venimos trabajando desde el mismo día en que se sancionó el cierre de las exportaciones, tratando de generar alternativas para superar el momento. Siempre estamos cediendo algo más. El esfuerzo que se ha hecho como institución es el máximo que podemos hacer en materia de colaboración con el Gobierno y esperemos que se interprete de esta forma. Estamos en las últimas instancias, sino el Gobierno tendrá que tomar la decisión que considere conveniente. Las situaciones extremas como las que hemos vivido, intervenciones muy directas como sistemas de ROE, incremento de retenciones, son cosas que no le hacen bien al país, para nada. Apuntamos a evitar eso”. FUENTE: CASTELLANOS.

Más de Radio San Vicente