Metalúrgicos solicitan mayor previsibilidad para el funcionamiento industrial

Regionales 14/06/2021 Por Alejandro Alanda
La Cámara de Industriales Metalúrgicos de Rafaela cumplió 55 años acompañando el progreso de un sector que empuja el desarrollo de la ciudad y realizaron una serie de observaciones respecto al funcionamiento de la industria donde insisten que lo primordial para el sector es tener políticas claras a largo plazo.
Acastello (1)

Semana especial para las industrias de Rafaela y la región, que festejan el 55º aniversario de la fundación de la Cámara de Industriales Metalúrgicos en un contexto atravesado por varias aristas, desde los grandes problemas estructurales, pasando por el contexto de pandemia, decisiones y determinaciones políticas, hasta llegar a un contexto más local con un panorama alentador en materia de incentivos, proyectos e inversiones que se vienen dando para todo el sector.
En diálogo con Radio Universidad / CASTELLANOS, Graciela Acastello, presidente de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Rafaela y la Región se tomó un tiempo para hacer un balance de lo que viene ocurriendo a nivel local y nacional, pero tampoco pudo dejar pasar la emotividad, “orgullo y desafío” que genera el rol en el entramado. “Son 55 años de un gran orgullo rafaelino ya que esto implica el trabajo de una gran cantidad de dirigentes de primer nivel que han pasado por la cámara, por lo cual es todo un desafío, desde lo personal, estar al frente de esta cámara que representa a unas 120 empresas aproximadamente con una gran trayectoria”.
En su rol como presidente, Acastello señaló con claridad la importancia de poder ir teniendo contacto con dirigentes o autoridades a nivel provincial y nacional para ir coordinando proyectos y obras que puedan involucrar al sector. En este sentido apuntó que “ese contacto permanente con dirigentes y autoridades a nivel nacional, brinda la posibilidad de participar en proyectos, poder solicitar lo que se necesite para la industria local y regional, lo que posibilita que podamos llegar de forma clara con las necesidades de la región en base a los proyectos que se manejen a nivel nacional”.
En esta línea, la representante del sector metalúrgico local se mostró congraciada con la celeridad que se han manejado con los últimos programas de inversiones nacionales para el parque industrial, donde recordemos que se ya se han licitado para el área industrial unos 798 metros lineales de pavimento en calles mejoradas con ripio; el reemplazo de 265 luminarias de vapor de sodio de alta presión por LED de última generación y 39 cámaras, seis domos, un drone y un servidor que conformarán una red de seguridad preventiva montada en fibra óptica con la posibilidad de ampliarla a más videocámaras, semáforos, carteles inteligentes un red wifi que va a democratizar el servicio a toda la comunidad. Sin olvidarnos de la última apertura de sobres, donde se conocieron las ofertas para la ejecución de obra de gas en el PAER, que beneficiará a 74 empresas del sector. “Este tipo de obras son de una gran significancia para la industria rafaelina. La coordinación público/privada siempre es muy bien recibida, siempre apuntamos a más, ya que siempre se necesitan obras que permitirán el apoyo a los industriales que tanto esfuerzo vienen haciendo en todos estos años para poder mantener empresas y mano de obras, a veces con un ambiente hostil en muchos aspectos”, detalló Graciela Acastello. 

Política estable y previsibilidad a largo plazo

Acastello fue crítica a la hora de hacer referencia a los grandes problemas estructurales que hoy tiene la industria, donde responsabilizó concretamente a la falta de determinaciones y decisiones a largo plazo. No sólo para la industria, sino para la economía en general. La presidente de la cámara expresó con claridad que “la bandera de la industria es tener una política a largo plazo, lograr que uno pueda tener una mirada a tres o 5 años para adelante, con un país con normativas claras en cuanto a ocupación de mano de obra, incentivo a las industrias, tener en claro qué se puede importar y qué no, o por lo menos saber dentro de qué marcos podemos manejarnos a nivel local y nacional para tener una perspectiva clara, la cual hoy siquiera tenemos de forma mensual. Hay una inestabilidad muy importante en la toma de decisiones gubernamentales que preocupa”.  
Además de los grandes problemas estructurales del sector como lo son los insumos que escasean y el costo de la mano de obra, hay también otras complicaciones dentro del sector que dificultan seriamente las decisiones de quienes manejan estas industrias y uno de ellos es la “flexibilización laboral”. Según Acastello, hoy los empresarios del sector se encuentran con una realidad muy dura a la hora de tener que proceder a realizar algunos recortes necesarios, ya sea por falta de actividad o por problemas con trabajadores, donde hoy es prácticamente imposible, debido a los costos que representa poder despedir a una persona. “Todo esto hace que uno se frene muchas veces al querer invertir o pensar un poco en el futuro y querer arriesgar un poco más. Son decisiones que se plantean continuamente ya que son palos en las ruedas”. 
Y como si no fuera poco, a toda esta realidad se le suma todo lo relacionado con la pandemia, no sólo con los cierres o menor capacidad de actividad, sino reemplazo de personal que no puede asistir o que debe estar aislado, o el costo en la infraestructura y modificaciones pertinentes para adecuarse a los protocolos. En base a esta realidad Acastello fue concreta al reconocer que las empresas van a querer sostener siempre un mismo nivel de producción y que en este tiempo de pandemia se hace verdaderamente complejo, por el contexto y todo lo que se deriva de él. Aunque en esto debemos ser claros y reconocer que a pesar de todas estas dificultades, la industria, ya sea local y provincial vienen dando marcadas muestras del esfuerzo diario que vienen desarrollando, para a pesar de todo igualar y superar los niveles productivos pre pandemia.

Fuente: Diario Castellanos 

Más de Radio San Vicente