Camino al récord de ventas de maíz y el procesamiento de soja cayó en Julio

Nacionales 30/08/2021 Por Julieta Balleis
Las ventas al exterior de maíz están en niveles récord para esta altura del año. El procesamiento de soja cayó en julio, aunque el acumulado es más amplio en la comparación interanual.
cosecha_soja

La campaña de maíz 2020/21, iniciada hace casi 6 meses, rompió la barrera de las 34 Mt en esta semana. Así, para esta altura del año se consolida como la campaña con mayor nivel de Declaraciones Juradas de Ventas de Exportación (DJVE) de las que se tenga registro.


Restan cuatro millones de toneladas para que la campaña actual supere el total declarado en el año comercial 18/19, el de mayor declaración de la historia, con más de 38,1 Mt al finalizar dicha campaña. Este contexto exportador favorable no sería posible de no ser por un buen panorama productivo. En este sentido, la campaña de maíz 2020/21 mostró un crecimiento de área sembrada en torno al 5%, lo que también viene empujando un alza del consumo interno del grano amarillo.

Sin embargo, la bajante del Paraná hace sentir sus efectos sobre los embarques del Up River. Del 25/08 al 25/09 se esperan embarques por 2,5 Mt de maíz, de las cuales cerca del 51% se cargarán en el nodo portuario del Gran Rosario. La situación mostraba otro panorama para ese mismo período en 2020, cuando se embarcaron 1,5 Mt, pero el 67% del maíz se proyectaba a embarcar en el Up River, según el informe de Guido D´Angelo y Emilce Terré de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Por el lado de la soja, en la semana se sumaron DJVE por casi 0,5 Mt, con la campaña actual acumulando 25,3 Mt (considerando las exportaciones de todo el complejo equivalentes en poroto de soja), levemente por encima de los niveles del año pasado, que acumulaba a esta altura 25 Mt. No obstante, aún sigue detrás del promedio de las últimas cinco campañas, que acumulaban para esta misma fecha un promedio de 26,4 Mt.

No obstante, detrás de estos números debemos destacar la mejora en las perspectivas de la industria procesadora. Las DJVE de subproductos y de aceite de soja totalizan 15,3 Mt y 3 Mt mostrando alzas interanuales del 9% y 4%, respectivamente. Esta suba es compensada con una caída del 20% en las exportaciones de poroto de soja, que lleva cerca de 5 Mt declaradas para exportar.

En lo atinente a la venidera campaña 2021/22, a iniciarse en marzo del 2022 para el maíz y un mes más tarde para la soja, las noticias no son las mejores en el plano productivo. Como bien destacó GEA en su informe semanal, la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) de los Estados Unidos incrementó la probabilidad de que nuevamente nos encontremos con un año “La Niña” de 67% a 70%. Un contexto de menores lluvias por este fenómeno climático podría complicar la dinámica productiva venidera para el país, aunque aún deben esperarse definiciones finales.

El procesamiento de soja cayó en julio, aunque el acumulado sigue por encima del año pasado

En julio se molieron 3,8 Mt de soja, por debajo de las 4 Mt de junio, aunque por encima de las 3,5 Mt del mismo mes del año pasado. La campaña 2020/21 viene superando mes a mes al año comercial anterior en lo ateniente al procesamiento del poroto, en vistas de la mejora en los niveles de demanda internacional.

Sin embargo, continúa creciendo año a año la diferencia entre las toneladas procesadas y las toneladas producidas de subproductos (aceite, harinas y expellers), tal como muestra el gráfico adjunto. Si bien esta diferencia incluye también a la cáscara, que es un producto aprovechable para la venta, el alza en este ratio se explica también por otros factores, entre los cuales se destaca la pérdida de proteína de la soja, como fue destacado en este Informativo Semanal. Esta pérdida de proteína implica un mayor requerimiento de secado, lo que resta humedad y consecuentemente limita el aprovechamiento del poroto de soja, al obtener un tonelaje menor de subproductos.

Al norte, también


Con niveles de precios que no se veían en siete años y mejoras productivas acumuladas a lo largo de la última década, el maíz comenzará en el mes de septiembre su nueva campaña comercial en Estados Unidos con un panorama alentador. Se cerrará una campaña 2020/21 con el mayor nivel de exportaciones de maíz de la historia, más de 70,3 Mt. Esta cantidad desbanca cómodamente a la campaña 2013/14, que acumulaba para esta altura del año cerca de 60,2 Mt.

Todos los focos de atención pasan ahora a la campaña 2021/22, que acumula compromisos de exportación por casi 19,3 Mt de maíz. Faltando los datos de las últimas dos semanas, por un estrecho margen la campaña 2021/22 ya rompió el récord de tonelaje comprometido previo al inicio de la campaña, un hito que hasta ahora ostentaba la campaña actual 2020/21.

A su tiempo, la soja estadounidense también comienza su campaña nueva en el mes de septiembre con buenas perspectivas. El año comercial 2020/21 cerraría con exportaciones de poroto por más de 62,1 Mt. Así, se convierte en la campaña con más ventas de la historia, superando levemente a la campaña 2016/17, cuando se exportaron 60,5 Mt.

Sin embargo, las ventas externas de la campaña que está por comenzar vienen acumulando cerca de 15,6 Mt de soja. Este número se observa por debajo del promedio de 19 Mt de las últimas cinco campañas y menos de la mitad del acumulado que mostraba la campaña 2020/21 previo a su inicio, con más de 29,3 Mt. La condición de cultivos de la soja puede ser de la partida para explicar esta cautela en los compromisos de exportación. Mientras el 69% de los lotes mostraba una condición Buena+Excelente a esta misma altura del año pasado, actualmente el 56% del área sembrada con soja dispone de dicha condición, lo que se espera impacte a la baja en los rindes productivos.

Condición bajista, precio alcista

La soja y el maíz perdieron respectivamente 4 puntos de su condición Buena+Excelente en apenas dos semanas. En este tiempo, las previsiones de los operadores eran más optimistas y estimaban la condición de los granos en valores superiores a los que efectivamente informó el USDA. No conforme con ello, el tiempo no parece mejorar para los cultivos en el corto plazo, con altas y sostenidas temperaturas acompañadas de pronósticos de más calor en la próxima semana.

Además, el mercado de los biocombustibles también empuja los precios en Estados Unidos. La producción semanal de etanol en el país norteamericano cayó a un mínimo de casi 6 meses por la escasez de maíz, lo que apuntala los precios. Al mismo tiempo, el USDA presentó el Higher Blends Infrastructure Incentive Program, un programa de inversiones por casi US$ 26 millones para apuntalar una serie de proyectos regionales relacionados con biocombustibles en Estados Unidos.

En este marco, la soja viene acumulando subas por 5,6% en la semana y cerró el jueves en US$ 502,7/t para su posición más cercana. Mientras tanto, el maíz mostró un aumento del 2,4% y concluyó ayer en torno a los US$ 217,3/t.

Más de Radio San Vicente